Colombia

Bogotá y Barranquilla, entre la magia y la riqueza cultural

Las ciudades son dos destinos privilegiados para aquellos curiosos, por su patrimonio cultural prehispánico, sus playas, montañas y selvas
martes, 1 de octubre de 2019 · 00:00

Las ciudades son dos destinos privilegiados para aquellos visitantes curiosos en cuanto al patrimonio cultural prehispánico y colonial de Colombia, y una pincelada de la variedad paisajística de ese país de América del Sur que cuenta con playas caribeñas, costa pacífica, selvas amazónicas y montañas de la región andina.

 

En la diversa y pluricultural capital colombiana se entremezclan modernas construcciones con huellas históricas de la época colonial, un contraste donde pasado y presente están constantemente en diálogo y movimiento.

 

El centro histórico de Bogotá, también conocido como La Candelaria, es famoso por sus calles estrechas y empinadas y sus casonas con tejados y aleros coloniales, donde residía la aristocracia criolla y española.

 

El Teatro Colón, la Casa de la Moneda, la Quinta de Simón Bolívar, el Observatorio Astronómico y el Chorro de Quevedo, son los imperdibles de esta zona, además del Museo Botero, que conserva buena parte de la obra que el famoso pintor y escultor donó a Colombia.

Entre los cerros orientales que "protegen" la ciudad, destaca el Monserrate, de más de 3.000 metros de altura, al que se accede a pie, en teleférico o en funicular, y que en la cima tiene el Santuario del Señor Caído, lugar visitado cada año por miles de peregrinos católicos. También, en la plaza Simón Bolívar del centro de Bogotá, una interesante visita es la Catedral Primada de Colombia, de estilo neoclásico y desde 1975 considerada Monumento Nacional.

 

Algunas plataformas de viajes y servicios, como Almundo, ofrecen también actividades como "Sabores Locales", que durante sus 4 horas de duración tienen como protagonistas a las comidas típicas, las frutas y las flores. El tour incluye traslados desde el hotel para para dirigirse a una de las plazas de Mercado más importantes de la ciudad, donde se inicia el recorrido.

 

Los viajeros podrán pasear por el sector de las flores y luego disfrutar de unos típicos "amasijos colombianos" -pueden ser de queso, maíz y yuca- para después descubrir los sabores frutales y sus preparaciones. Por último, el cierre de la actividad incluye un restaurante para probar un delicioso y típico ajiaco santafereño, entre otras preparaciones locales.

 

Sobre el margen occidental del río Magdalena en su desembocadura con el Mar del Caribe, otra ciudad histórica que se remonta a la tercera década del siglo XVIII es Barranquilla, un preciado destino para aquellos viajeros que quieran combinar patrimonio cultural con extensas playas y riqueza natural.

 

Esta ciudad donde se forjó gran parte de la historia de Colombia, además de contar con un centro histórico y monumentos y parques, tiene el plus de sus playas de fina arena y aguas templadas. Pero además, en esta zona se encuentran las Bocas de Ceniza, el sitio donde el río Magdalena se une el mar Caribe, dando lugar a un imperdible espectáculo natural.

 

Barranquilla es sede de una de las festividades folclóricas y culturales más importantes de Colombia, el carnaval de Barranquilla, declarado Patrimonio Cultural de la Nación por el Congreso del país en 2001, y Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2003.

 

Un destacado es el Parque Cultural del Caribe, íntegramente dedicado a promover la cultura y su patrimonio histórico con el fin de fortalecer la identidad de la región. Está conformado por la mediateca Macondo, el Museo del Caribe, la Biblioteca Infantil Piloto del Caribe, el Jardín de las Mariposas y la Plaza Julio Mario Santodomingo.

 

 

 

Fuente TELAM