Canadá

Investigadores revelaron que el cacao era utilizado en Ecuador hace más de 5 mil años

Una investigación de la Universidad de British Columbia, de Canadá, determinó que el cacao era utilizado en Ecuador varios siglos antes de que fuera explotado por las antiguas civilizaciones
miércoles, 30 de octubre de 2019 · 00:00

Una investigación de la Universidad de British Columbia, de Canadá, determinó que el cacao era utilizado en Ecuador "hace más de cinco mil años", varios siglos antes de que fuera explotado por las antiguas civilizaciones de México y América Central.

 

El árbol del cacao, y en particular las bebidas hechas a partir de sus semillas secas, se vinculó durante mucho tiempo con los mayas y otras civilizaciones antiguas en Mesoamérica.

Pero ahora los expertos afirmaron que las semillas del árbol de cacao o cacaotero, fueron usadas por primera vez en el Ecuador actual por miembros de la cultura Mayo-Chinchipe.

De esta manera, la investigación adelanta la fecha del primer uso de cacao en unos 1.500 años y cambia la ubicación del evento culinario unos 2.200 kilómetros, hacia la parte superior del río Amazonas, en América del Sur.


"La gente en esta área usa el cacao hace más de 5.000 años, mucho antes de lo que hemos encontrado en Mesoamérica y América Central", explicó el profesor Michael Blake, coautor de la investigación, publicada en la revista Nature, Ecology & Evolution.

En el artículo que detalla la investigación, Blake y sus colegas describen cómo hicieron el descubrimiento en un lugar de las tierras altas de Ecuador llamado Santa Ana-La Florida, habitado entre 5.500 y 3.300 años atrás.

Este lugar causó revuelo en 2002 cuando fue descubierto porque reveló que allí vivió una antigua sociedad desconocida que ahora se conoce como la cultura Mayo-Chinchipe, que se extendió a lo largo del río homónimo hasta el Maroña.

El equipo analizó utensilios como morteros de piedra, cuencos de cerámica, botellas y frascos para detectar rastros de cacao.

Los resultados revelaron que seis de los artefactos analizados contenían granos de almidón de un grupo de plantas al que pertenece el árbol del cacao.

Estos granos se encontraron en partes determinadas de las plantas, incluidas las semillas.

Además, la teobromina, una sustancia de sabor amargo que se encuentra en altas concentraciones en las semillas de cacao, apareció en 25 objetos de cerámica y 21 de piedra estudiados por el equipo de Blake.

Los miembros del equipo también observaron el material genético antiguo en la cerámica y encontraron que varios fragmentos contenían ADN mitocondrial (material genético de dentro de las células) que solo podían ser del cacao.

"Fueron [también] capaces de encontrar secuencias genéticas nucleares específicas del cacao en algunas de las muestras", detalló Blake.

El cambio observado en el ADN mostró que no era una contaminación moderna y el análisis de radiocarbono lo confirmó en recipientes de más de 5 mil años de antigüedad.

"Las semillas [de cacao] se molían y se usaban en los recipientes", aseguró el científico y agregó que la sabrosa bebida caliente de cacao asociada con Mesoamérica se elabora igual.

El investigador dijo que el descubrimiento de rastros de cacao en contenedores de fantasía, algunos de los cuales eran ofrendas funerarias encontradas en tumbas, significa que podría haber sido una parte importante del banquete y el comportamiento ritual.

 

 

Más de